Dicen las leyendas sobre esta especie que nació por capricho de uno de los dioses japoneses, quien, buscaba, por sobre todas las cosas, crear una especie única en el mundo, relacionada con la isla del sol naciente: el camarón tigre.

Para su idea, se le ocurrió mezclar dos especies contradictorias entre sí, pero con una gran historia en su ADN, el tigre y el camarón, dos animales milenarios relacionados con elementos culturales japoneses desde los tiempos de la creación.

Con la llegada del camarón tigre, los restaurantes gourmet, como Makoto Polanco, lo incluyen en sus menús. Existen criaderos especiales de este elemento el cual es ofrecido al público tras pasar un proceso de cuidadosa selección.

Según los expertos, el camarón tigre (nombrado así por tener líneas negras y grises en la cáscara cuando está crudo y rojas en la carne cuando se pela después de ser cocido), tiene en su estructura mucho más humedad que otras especies, lo que provoca que al cocinarse su sabor sea mucho más suave y de mejor calidad. Además, su textura es menos densa que la de otros tipos, lo que provoca que al morderlo, se desprenda un sabor mucho más exquisito.

El chef Makoto Okuwa incluye este tipo de camarón en su menú, lo prepara con salsa de soya y jengibre, elaborado con la técnica de tempura. Una explosión a cada uno de tus sentidos.

Ven a deleitarte con la variedad de platillos de alta calidad que Makoto Polanco tiene para ti.