Los dulces son deliciosos y en Japón no solo representan sabor, también una gran preparación, conoce más acerca del botamochi.

Este manjar japonés puede parecer más un postre para nosotros que un dulce pues es elaborado a base de arroz no glutinoso y de arroz de mochi mezclados con pasta de anko.

La preparación es exhaustiva pues, parecido a los tamales que se elaboran en México, requiere de paciencia tarda horas en cocinarse. El primer paso es remojar el arroz entre 6 y 8 horas. luego se hierve junto con el anko, el cual es una pasta que se logra con judías azuki, muy utilizada en la repostería japonesa. Cuando hierven ambos se hacen bolas de arroz con las manos en porciones pequeñas, aunque depende más del estilo de quien las prepara.

Lo curioso de este platillo es que no siempre recibe este nombre, pues su nombre está determinado de acuerdo a las estaciones del año en que se prepara. Se le conoce botamochi en primavera, en verano: yofune,  en otoño: ohagi y en invierno hokusō.

También es muy utilizado en las fiestas de fin de año, pues representa el fin de un ciclo y el paso de las estaciones por el hogar japonés.

No te pierdas más información en este espacio y visita Makoto Polanco para disfrutar de la gran variedad de postres que tenemos para ti.