Chanoyu o Sado es la forma tradicional de nombrar a la ceremonia del té en Japón, la cual representa la esencia de la cultura japonesa.

La ceremonia del té japonesa está apoyada por la filosofía zen y se complementa de otras artes como la caligrafía, la pintura, la poesía y el arte floral.

Esta ceremonia llegó al Japón gracias a los monjes budistas en el siglo IX aproximadamente, y con el paso del tiempo se agregaron más variantes como el té verde o matcha.

El monje budista  Sen Rikyu en el siglo XVI, agregó más conceptos a la ceremonia del té dándole mayor significado como: la armonía (和 wa), el respeto (敬 kei), la pureza (清 sei) y la tranquilidad (寂 jaku). Además, con su incursión en todas las clases sociales, la ceremonia del té dejó de ser exclusiva para la elite y aristocracia.

La ceremonia se realiza en una habitación especial, de aspecto tranquilo, adornada con un tokonoma (床の間); un pequeño espacio donde se cuelgan kakemonos o rollos decorativos y un arreglo floral o ikebana que cambia según la estación del año.

Esta ceremonia dura alrededor de 4 horas e incluye varios tipos de té, entre ellos uno ligero y uno espeso, (Usucha  y  Koicha). La ceremonia debe incluir una comida, que es nombrada kaiseki . Compuesta de productos únicamente japoneses que en combinación hacen una mezcla de sabores y colores representativos de la cultura.

Sigue a Makoto en nuestras redes sociales  y disfruta de más contenido dentro de este espacio.