La comida japonesa tiene en su ADN un torbellino de magia. Los grandes chefs del mundo tienen la misión de presentarla con respeto, el cual se logra cuando se involucran los ingredientes más selectos y cuando la experiencia de un artista como el chef Makoto transforma en arte cada platillo.

El restaurante Makoto entre todo su menú presenta un ingrediente único, el cual encierra un relación cercana con el país de Oriente: el Hamachi.

El Hamachi es un pescado de cola amarilla el cual crece en un entorno geológico único. Las grandes poblaciones de esta especie se encuentran en el agua más cristalina del mar de las islas de Kyushu, donde el entorno geológico único y su corriente de agua caliente durante el invierno es el lugar ideal para su crecimiento y adaptación.

Este ingrediente, usado solo en los mejores restaurantes japoneses del mundo, se diferencia de otros tipos de pescado, primero por su rareza, y segundo por su particular textura y delicado sabor.  Su carne es blanca pero lleva bastante grasa, lo que le aporta a los platillos un toque único y especial.

Makoto Polanco es de los pocos lugares en el país que pueden presumir de un menú lleno de opciones, en las cuales el Hachimi tiene un lugar especial. Probar por ejemplo, el Hamachi Ponzu  hecho a base de este pescado cortado en finas láminas acompañado con soya blanca y ponzu es una experiencia de otro nivel.

La magia ocurre después, cuando el chef Makoto Okuwa nos regala un torbellino de sabores y le rinde un gran tributo a este ingrediente legendario de la gastronomía japonesa, el cual ha acompañado a los habitantes de la isla desde tiempos inmemoriales, al traerlo a Makoto México, para beneplácito de los comensales.

Visita Makoto Polanco y disfruta todo el sabor de Japón en México.